Inicio Guerrero NIÑOS ARMADOS DE GUERRERO: UN GRITO DESESPERADO PARA ENFRENTAR A EL NARCO

NIÑOS ARMADOS DE GUERRERO: UN GRITO DESESPERADO PARA ENFRENTAR A EL NARCO

1227
0

Reportaje Gráfico: Javier Verdín / CROMÁTICA

CHILAPA GUERRERO 25/ENE/2020.-19 menores de edad entre 6 y 15 años fueron reclutados esta semana para entrenarse en técnicas de autodefensa, según la policía comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias y Pueblos Fundadores (CRAC-PF).

Los niños protagonizaron una marcha armados con rifles que conmovió en México y distintas partes del mundo. Lo hicieron como reacción al asesinato de diez personas de la comunidad que habían sido contratados para ayudar en un concierto del grupo Sensación Musical. Al menos cinco de ellos fueron torturados, decapitados y mutilados por un grupo criminal que opera en esta zona auto nombrado “Los Ardillos”.

La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), considera que “los niños armados en Guerrero son un grito desesperado de los indígenas nahuas pidiendo que el gobierno les ayude contra los narcotraficantes”. Aunque en REDIM también señalan que no por ello, el uso de los menores por la CRAC-PF está justificado.

Explica que son comunidades abandonadas por el Estado, en las que no hay seguridad ni desarrollo social. Además, el crimen organizado ha aumentado su control territorial en el área, sobre todo para el trasiego de drogas. “En Guerrero el reclutamiento de adolescentes y jóvenes campesinos para que formen parte de las filas del crimen ha crecido de forma alarmante. Los criminales tienen campos de entrenamiento y esclavitud de personas jóvenes“, asegura el comunicado.

Bernardino Sánchez Luna, consejero de la CRAC-PF. Sánchez afirma que no es por gusto que han decidido entrenar a los niños, sino por necesidad. “Todos aquí estamos en riesgo, sufrimos levantones, secuestros, asesinatos. También los niños están expuestos a eso y también tienen que protegerse a sí mismos. Los estamos preparando para que al menos puedan correr cuando se necesite”.

Las comunidades son pobres. Sobreviven de la siembra de calabaza, maíz y frijol. Algunas solo tienen educación primaria y no hay hospitales. “Quienes critican esto es gente que nunca ha vivido en medio de la violencia. Que no sabe que defenderse es una cuestión de sobrevivencia”.

Asegura que las 16 comunidades agrupadas en la CRAC-PF son las únicas que han resistido al narco en la región. “Por eso quieren acabar con nosotros”, en los últimos cinco años han matado a 48 personas de esas comunidades indígenas.

“Tristemente, como todos los niños en esta zona, han crecido en un contexto de mucha violencia y horror. A algunos hasta ir a su escuela les puede costar la vida“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí