Inicio CDMX MUERE MARIO MOLINA, PREMIO NOBEL DE QUÍMICA

MUERE MARIO MOLINA, PREMIO NOBEL DE QUÍMICA

163
0

CROMÁTICA La imagen relatora de la realidad

NACIONAL. 8/OCT/2020.- Fallece este miércoles el químico mexicano Mario Molina, quien en 1995 ganó el Premio Nobel de Química, informó la UNAM.

La Universidad Nacional Autónoma de México informa del lamentable fallecimiento del doctor Mario Molina, distinguido universitario, Premio Nobel de Química 1995.

“Nos deja un ejemplo de rigor académico y de la importancia que tiene para la humanidad la investigación; nos deja un ejemplo de la entrega cotidiana a la búsqueda de la verdad y la importancia de compartir los conocimientos. Su partida es una inmensa pérdida para la Universidad Nacional Autónoma de México, para la Nación y para la ciencia universal”, dijo el rector de la UNAM, Enrique Graue.

Molina nació en la Ciudad de México en 1943 y fue ingeniero químico egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (1965); posteriormente realizó estudios de posgrado en la Universidad de Friburgo, Alemania (1967) y recibió un doctorado en Fisicoquímica de la Universidad de California, Berkeley, en Estados Unidos (1972), de acuerdo con el centro de investigación que lleva su nombre.

Molina era también investigador de la Universidad de California en San Diego, donde era parte del Departamento de Química y Bioquímica y del Instituto de Oceanografía SCRIPPS, una de las instituciones líderes en la investigación de los fenómenos asociados al Cambio Climático.

En México, presidió desde 2005 el Centro Mario Molina, donde hizo estudios estratégicos sobre energía y medio ambiente, particularmente en los campos de cambio climático y calidad del aire.

Fue pionero y uno de los principales investigadores a nivel mundial de la química atmosférica. Fue coautor, junto con F.S. Rowland en 1974, del artículo original prediciendo el adelgazamiento de la capa de ozono como consecuencia de la emisión de ciertos gases industriales, los clorofluorocarburos (CFC), lo que los llevó a ganar el Premio Nobel de Química.

Incluso, sus investigaciones y publicaciones sobre el tema condujeron al Protocolo de Montreal de las Naciones Unidas, el primer tratado internacional que ha enfrentado con efectividad un problema ambiental de escala global y de origen antropogénico.

En los últimos años de su carrera, Molina se dedicó a investigar la química de la contaminación en la baja atmósfera y colaboró con expertos para enfrentar el problema de la degradación de la calidad del aire en las grandes ciudades del planeta, especialmente grupos de contaminantes del aire en zonas urbanas, realizando importantes aportes al conocimiento y la solución de la contaminación atmosférica de la Zona Metropolitana del Valle de México.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí