Inicio CDMX IDENTIFICA INAH PRIMER NAUFRAGIO DE TRÁFICO DE ESCLAVOS MAYAS EN AGUAS DE...

IDENTIFICA INAH PRIMER NAUFRAGIO DE TRÁFICO DE ESCLAVOS MAYAS EN AGUAS DE YUCATÁN

526
0

Una compañía española envió a Cuba a miles de esclavos mayas para realizar trabajos forzados

CROMÁTICA La imagen relatora de la realidad

Fotos: INAH

ACAPULCO GRO. 17/SEP//2020.- México ha desenterrado en el fondo del mar una parte nunca antes vista de su pasado esclavista y colonialista. Un grupo de investigadores ha encontrado e identificado los restos de un barco dedicado al comercio de esclavos mayas a Cuba durante el siglo XIX, ha dado a conocer esta semana el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). El hallazgo es único en su tipo en territorio mexicano.

Décadas después de la independencia de México del Imperio Español, en 1861, existía un decreto para impedir la extracción forzada de mayas, pero el hundimiento de «La Unión» ese mismo año dejó al descubierto que la esclavitud continuaba.

Tras tres años de investigaciones, los expertos de del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) han logrado identificar al vapor «La Unión», el primer barco que hoy se sabe fue usado para el tráfico de esclavos mayas.

La esclavitud estaba prohibida desde la independencia de México del Imperio Español (1810-1821). No obstante, a pesar de que se había emitido un decreto para impedir la extracción forzada de cualquier individuo maya el 6 de mayo de 1861, el incendio que el 19 septiembre de ese mismo año causó el hundimiento del vapor en su camino a Cuba demostró que la esclavitud continuaba.

De acuerdo con los especialistas, no se había documentado hasta ahora una embarcación que traficara con mayas. Sí se han descubierto otros en los últimos años, como las naves «Clotilda» y «Henrietta Marie», en Alabama y Florida, respectivamente; el «Trovador», en República Dominicana; y el «San José», en Ciudad del Cabo, Sudáfrica; pero todos eran lo que se conocía como «barcos negreros», aquellos que por más de 400 años sustrajeron personas de África para venderlas en el continente americano.

Helena Barba, responsable del INAH para Arqueología Subacuática en la península de Yucatán, explica: “Este náufrago aporta muchísima información sobre un problema que se dio durante décadas en esta región, pero del que no teníamos evidencias más allá de los documentos de la época”, señala Barba. “Estamos tocando la punta del iceberg con este descubrimiento, hay que profundizar todavía”, agrega la investigadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí