Inicio NACIONALES A PESAR DE TRUMP, PUEBLA SE MANTIENE ENTRE LOS PRINCIPALES RECEPTORES DE...

A PESAR DE TRUMP, PUEBLA SE MANTIENE ENTRE LOS PRINCIPALES RECEPTORES DE REMESAS: BANXICO

56
0

PUEBLA, 07/OCT/2019.- A pesar del discurso xenófobo y antimigrante del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, la economía mexicana no ha tenido un impacto negativo en materia de recepción de remesas durante su administración, y Puebla, como estado de alta expulsión de migrantes, no es la excepción.

Durante el primer semestre del año, el estado recibió un total de 852. 6 millones de dólares por ese concepto,  lo que representa un incremento del 2% con respecto al mismo periodo del año anterior.

El monto recibido ubica a la entidad como el sexto estado con mayor porcentaje de recepción, sólo por debajo de Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Estado de México y Oaxaca; quienes en conjunto, concentran el 44% de las remesas totales.

Con datos de: Banco de México

Las remesas, entendidas como la “transferencia de recursos económicos de los migrantes internacionales con residencia temporal o permanente en el país donde trabajan”, han presentado, para el caso de Puebla, una tendencia al alza en los últimos diez años. Según datos del Banco de México, de 2009 a 2018 las remesas han incrementado en 24%, al pasar de mil 379.9 millones de dólares a mil 705.5 millones de dólares.

El único bache registrado en ese periodo se registró entre 2011 y 2013, cuando se reportó un decrecimiento del 4%.

Ese hecho, de acuerdo con el Anuario de Migración y Remesas de la Fundación BBVA Research y el Consejo Nacional de Población, se debió a dos factores principales: la pérdida de empleo para los migrantes en Estados Unidos tras una reconfiguración económica del país y, sobre todo, por el fortalecimiento del tipo de cambio peso/dólar, lo que significó, un incremento “del 0.6% [del valor de las remesas] en términos de pesos reales”.

Es decir, hubo menos dólares porque el peso se fortaleció frente a la moneda estadunidense.

Jazmín García Gómez, investigadora de la Facultad de Relaciones Internacionales (BUAP) explicó que la cantidad de remesas se ha mantenido estable dada la continuidad de expulsión de migrantes en el Estado, es decir, aunque existe una política de deportación y hay connacionales que retornan, los índices de emigración suelen superar esa proporción.

Además de que la migración poblana responde a un movimiento continuo, en el cual “las personas que cruzan las fronteras no suponen establecerse ni en el lugar de destino ni en el lugar de origen”, sino más bien buscan, a través de un traslado constante, satisfacer tanto sus necesidades económicas como de pertenencia social, de acuerdo con investigaciones realizadas por Rosa Lázaro Castellanos, antropóloga y actual profesora asociada de la Universitat de Barcelona.

La distribución de las remesas a nivel municipal, ¿factor de desarrollo económico?

A nivel local, los municipios de Puebla, Atlixco, Tehuacán, Izúcar de Matamoros y Tecamachalco son los receptores del 52% de las remesas del Estado. El mayor crecimiento lo registra la ciudad de Puebla cuyo nivel de captación incrementó en un 27%, de 2013 a 2018, incluso al primer semestre del año este recibió el 24% de las remesas totales registradas.

En términos reales, esto significa el ingreso aproximado de 2 mil 868 pesos al mes para las familias receptoras. Los cuales, de acuerdo con datos de Miguel Ángel Corona, investigador de la Universidad Iberoamericana Puebla, se destinan en un 80% a la adquisición de bienes de consumo para un total de 74 mil 928 viviendas (INEGI). Hecho que ha cuestionado la viabilidad de estos recursos para el fortalecimiento del desarrollo local.

No obstante Lourdes Martínez, investigadora de la Facultad de Economía BUAP, explicó, que esta tendencia debe entenderse no como un fenómeno inmediato o aislado, sino más bien como un movimiento de estabilización, pues “la distribución de las remesas suele modificarse conforme se alarga la estancia de los emigrados” y, en específico al aumento en “los niveles de remesas…, [que provocan que] las familias tiendan a gastar menos en consumo y a invertir más en bienes fijos o patrimoniales”.

En este sentido, de acuerdo con la investigadora, los principales beneficios de las remesas en Puebla se observan en el “movimiento de la economía local”, a través del “establecimiento de pequeños locales de servicio, ventas de materiales”, así como la compra de mano de obra para, generalmente, la construcción.

Para sobrepasar estos límites, propone el fortalecimiento de los programas como el 3×1 Migrantes, que permita generar las pautas que complementen los esfuerzos del financiamiento de las remesas con las oportunidades que cada una de las zonas de la región del Estado tenga para ampliar la base productiva (micronegocios), generando, de esta manera, un crecimiento sostenido.

Texto: Jhovany Amastal Molina / LADO B

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí